PICO DEL RAYO POR EL ALBERGUE DE LA SIERRA VICORT

19 de Enero de 2013.

Distancia: 25,5 km.

Altura máx.: 1427 m.

Altura min.: 774 m.

Desnivel Acumulado de subida: 850 m.

Dificultad: Fácil.

Tipo: lineal.

Track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3881581

Resto de las Fotos: https://picasaweb.google.com/lagasolinaamedias/200113_PicoDelRayo

Excursionistas: José Manuel, Felicísimo, Kike, Pablo, Rubén y Jb.

Por segundo fin de semana nos dirigimos hasta Sediles, para subir y bajar la sierra de Vicort y disfrutar de su cara S, para nosotros menos conocida, pero hay veces que las rutas, por fáciles que sean se niegan a que las hagas, la semana pasada un pequeño incidente con un portón nos privo de subirla, y este fin de semana había caza mayor.

Grupo

Grupo, bueno Pablo hace de Fotografo

Dentro de lo que cabe tuvimos suerte de que el cazador que se estaba echando un cigarro en la puerta del bar de Sediles nos preguntara por donde teníamos intención de ir, porque de lo contrario nos hubiésemos metido en medio de todo el fregao, también es de agradecerle que fuese una persona con la que se podía hablar y razonar, no como en otras ocasiones, después de comentarle que podían tener una web dónde avisaran o carteles como los del coto de Cosuenda (un ejemplo a seguir, con todo el programa de caza) y ya con la frustración encima (lo digo por mi), dimos media vuelta y nos fuimos.

Radar de la Sierra de Vicort

Radar de la Sierra de Vicort

Ya que estábamos allí, José Manuel propuso subirlo por la pista forestal del albergue de la Sierra de Vicort, así pues nos volvimos hasta la rotonda del Cruce a Aluenda, y dejamos el coche a los pocos metros de tomar el camino que se dirige al albergue (esta indicado).

Una vez en el camino, la ruta no tiene pérdida, transcurre por la pista que llega hasta el albergue, una vez pasado este, seguimos hasta la fuente de pajares y de allí subimos al collado de los vientos, donde cruzamos la carretera militar.

Ideal capa de nieve para andar

Ideal capa de nieve para andar

Antes de llegar al albergue, nos adelantan Pili, Mª Carmen y Gemma (la mujer de J. Manuel), que se dirigen a hacer casi la  misma ruta, pero dejando el coche en el albergue, algo bueno tenía que tener la caza mayor, disfrutamos de su presencia.

Ellas suben por un Barranco poco pisado, mientras que nosotros preferimos subir por la pista, en la fuente de pajares nos juntamos, y subimos juntos hasta el refugio del acebal. A estas alturas, ya caminamos por una agradable capa de nieve primaveral, que la ciclogénesis ha dejado y que a algunos ciclistas tampoco les importaba. En el refugio, ellas junto a pablo toman la decisión de subir por el bosque de detrás del refugio, no es un sendero marcado, pero es mucha más constante la subida que por donde nosotros subimos y que ya os hemos contado en otras ocasiones.

Refugio de Acebal

Refugio de Acebal

En el último pechugazo cada uno sube a su ritmo y una vez arriba, nos refugiamos del frío aire, almorzando en las piedras de abajo, el grupo del bosque tarda un poco más en subir ya que con la nieve está más dificultosa la subida. No perdemos mucho tiempo, ya que a algunos se nos ha hecho tarde para llegar a las comidas familiares de los domingos y nos ponemos en marcha para abajo.

DSC_0021

Vista hacia Sediles

Bajamos todos por el bosque, aunque la verdad no es muy recomendable ya que es más intuitivo que un sendero marcado, una vez en la pista pillamos la directa hacia los coches, Felicísimo y José Manuel se quedan con ellas que tienen el coche más cerca y el resto emprendemos el largo camino hasta ellos.

Bosque (detras del refugio)

Bosque (detras del refugio)

Al final nos alcanzan un poco antes del coche una vez pasado el albergue, donde Felicísimo y José Manuel vuelven a andar con nosotros y Pablo, que los estudios han hecho que perdiese tono muscular, se va hasta el coche con ellas. La verdad es que merece la pena ir hasta el albergue en coche, porque sino ese trozo se hace un poco pesado de andar, además la pista esta excelente hasta el albergue.

Esto sí que es un árbol de navidad

Esto sí que es un árbol de navidad

Bueno, no siempre salen las cosas como uno quiere, pero ha sido una buena caminata, con estupenda gente y la satisfacción de andar sobre nieve tan cerca de Zaragoza, que a algunos se nos había olvidado.

Hasta la próxima…

Todos Almorzando

Todos Almorzando

Aluenda – cima Pico del Rayo – Aluenda

Distancia: 28,22 km

Desnivel acumulado de subida: 815 metros

Dificultad: Moderada.

Tipo: Circular

Ciclistas: David (Lapi) y servidor (Ángel)

 

Para este día de vacaciones nos habíamos propuesto el reto de subir al Pico del Rayo desde la antigua carretera N-II a la altura de Aluenda.  Pues dicho y hecho.

ZONA PARA APARCAR

A las 7:00 horas paso a recoger por casa al Lapi con el coche y con la bici cargada, por supuesto.  Ponemos rumbo desde La Almunia a Aluenda, tomando la A2 dirección Madrid.

POSTE INDICATIVO EN EL “ALTO DE LA PERDIZ”

Nosotros, para entrar a Aluenda hemos tomado la primera salida, pero luego hemos visto al volver, que hubiese sido mejor tomar la segunda.

 

Una vez hemos salido de la autovía, circulamos por la antigua N-II durante varios km, hasta que después de llegar a lo alto del Puerto Cavero vemos el toro de Osborne.  Justamente debajo del toro hay un parking de carretera, donde dejaremos el coche y nos dispondremos a montar las bicis, que al ir en el maletero van sin ruedas.

ANGEL CICLANDO

Una vez tenemos las bicis montadas, rodaremos unos metros por la antigua N-II en dirección Sur, hasta que veamos un camino que se sale a la izquierda.  El camino no tiene pérdida, porque a su entrada hay un indicardor que marca Viver de Vicort a 22 km, además de otro que indica que se trata de una pista forestal.

NUBES BAJAS SOBRE EL VALLE

Nosotros no habíamos venido nunca por aquí y hemos llegado a la cima del Pico del Rayo sin problemas.  Únicamente hay que seguir la pista con las marcas amarilla y blanca; y unas rampas antes de enfilar el tramo final hacia cima hay que darse cuenta que la pista va para abajo (hacia Viver).  No COGERLA.  Ir siempre hacia arriba tomando como referencia la caseta blanca que se ve en las instalaciones militares de la cima de la Vicora.

DESCANSO EN LO ALTO

También nos ha ayudado mirar el mapa que hemos encontrado a unos 5 km de empezar la ruta, a la altura del Refugio (ver foto).

DAVID EN EL CARTEL INFORMATIVO

Hasta la cima son 14 km de subida, con algún pequeño descanso, en los que se suben 815 metros.

CASETA DE ESTACION METEOROLOGICA DEL PICO

Como premio, hemos tenido unas impresionantes vistas, en la parte de Valdejalón estábamos por encima de las nubes y en la parte de Calatayud se divisaban todos los pequeños pueblos de la comarca de Calatayud.  Ha sido una ruta altamente recomendable y satisfactoria.

VUELO SOBRE LAS NUBES

El track dice que han sido 18,98 km porque se ha encendido tarde el GPS, en realidad son unos 28 km, medidos por el cuentakilómetros de la bici.

ANGEL JUNTO AL VÉRTICE GEODÉSICO

DAVID POSANDO EN LA CIMA

ANGEL Y DAVID

Collado de los Vientos (Sierra Vicort)

La Almunia – Santa Cruz de Grío – Inogés – Vicora – El Frasno – Morata – La Almunia

Distancia: 57,06 km

Desnivel acumulado de subida: 1535 metros

Dificultad: Difícil.

Tipo: Circular

Ciclistas: Roberto Pellicer y servidor (Ángel)

 

A las 15 horas del sábado 19 de mayo nos habíamos citado Roberto y yo para darle un poco de caña a la bici por la Sierra de Vicort.

Salimos del campo de fútbol de la Almunia, rumbo a Alpartir por el camino de la izquierda.  Cuando llevábamos unos 6 km recorridos salimos a la carretera de Alpartir por detrás de las granjas de Bailón y tras recorrer un trozo de carretera, al llegar al cementerio tomamos el camino de la derecha siguiendo las indicaciones del Convento de San Cristóbal.  Dejando el Convento arriba a la derecha seguimos dirección Santa Cruz de Grío.  Para llegar a Santa Cruz también tuvimos que recorrer unos 2 km de carretera y tras atravesar el pueblo tomamos un camino a mano izquierda.  Es fácil reconocerlo porque hay indicaciones de marcan el cementerio y las pistas deportivas. En poco tiempo llegaremos a la altura del cementerio y en este punto tomaremos el camino de la derecha para poner rumbo a Inogés.

La tarde amenazaba lluvia, tan pronto salía el sol como se ocultaba pero pensábamos que no nos íbamos a mojar.  Eso sí, la temperatura era ideal para la práctica de BTT.

Tras recorrer unos 5 km por el camino antes indicado llegamos a Inogés.  Justamente llegamos al pabellón del pueblo, por lo que no hay pérdida.  Ahora tenemos que tomar el camino que sale a la izquierda (si miramos de frente desde el camino por el cual hemos llegado).  Dejaremos a nuestra izquierda unas letras grandes pintadas en la pared que rezan el nombre del pueblo.

En este punto ya viene lo duro, comenzamos a ascender por la pista.  Duras rampas que en algún punto nos hacen bajarnos de la burra nos saludan a nuestro paso.  Al llegar a la altura del pinar, dejaremos la senda que sube al refugio a nuestra izquierda y nosotros seguiremos durante unos pocos km en la dirección que vamos.   A estas alturas la lluvia ya había hecho acto de presencia dándonos el primer aviso de lo que vendría después.

Siguiendo por donde vamos, entramos a una senda que cuesta diferenciar por el exceso de vegetación  y maleza que hay en ella.  Cuidado con las zarzas que asoman abruptas por los costados.  Mi pierna da fe de ello, vaya siete…

Carretera militar. (foto de archivo)

Tras el tramo de senda antes indicado vamos a parar a la carretera militar que sube a la bola del radar de aviación en la cima de la Vicora, por la cual, por cierto, está prohibido el paso.   Recorremos unos metros hacia arriba por esta carretera hasta que vemos un poste con cámaras de vigilancia (no hay pérdida porque se ve claramente).  Justo en este punto, de la parte derecha de la carretera salen dos caminos, uno hacia la derecha, que va al Frasno, y otro hacia la izquierda.  En este punto ya llevamos unos cuantos metros de desnivel sobre nuestras piernas y el cansancio se empieza a notar, pero como la idea que llevamos en un principio es llegar a la cima del Pico del Rayo, tomamos el camino de la izquierda, que bordeando la Vicora por detrás nos llevará al Rayo, que es el pico de al lado.

Al entrar en este camino nos espera un pronunciado descenso.  Este paraje es conocido como el Collado de los Vientos y bajando dirección S, en medio de la nada hay una Virgen blanca sobre una piana de piedra.

Virgen en medio del pinar. (foto de archivo)

Tras el descenso llegaremos a una fuente, de la cual no se puede coger agua, porque es de uso exclusivo para bomberos.  Y en este punto otra vez a subir.  Tras unos instantes de dura subida y ver que eran ya las 6 de la tarde y el cansancio ya hacía mella en nosotros además de que negras nubes amenazaban en lo alto, decidimos volver sobre nuestros pasos y dejar la cima del Pico del Rayo para otro día, aunque hoy nos hemos quedado bastante cerca.

Así pues, volviendo sobre nuestras pedaladas y volviendo a subir lo antes descendido por el Collado de los Vientos, volvemos a llegar al cruze de caminos del que antes hablaba junto al poste de las cámaras de vigilancia.  Esta vez cogeremos el camino de la derecha, por el cual, tras unos kilómetros llegaremos al Frasno.  Durante el descenso se nos viene encima un chaparrón que nos deja completamente mojados pero al ver en el Frasno que paraba decidimos continuar con la bici hasta La Almunia.  Dicho y hecho, repostamos agua, arreglamos un pinchazo en mi rueda delantera y rumbo a Morata por el camino que sale desde El Frasno.

Collado de los Vientos. (foto de archivo)

Llegaremos a la carretera que va desde Mularroya a Morata, a 300 m de Morata, y aquí andaremos unos metros por la carretera en dirección Mularroya y tomaremos el camino que sale a la izquierda justo en el punto que la carretera se cruza con la elevación de la autovía A-2.

Pensábamos que este camino nos iba llevar directamente a Los Palacios, pero nos encontramos en medio de las obras del pantano, así que tras sortear varios obstáculos de tierra y piedras vamos a salir a la antigua carretera de Mularroya, a la altura de Los Palacios, antes mencionados.  Tomaremos la antigua carretera, o mejor dicho, lo que queda de ella, hacia la derecha.  En el punto que veamos al puente sobre el río a mano izquierda, cruzaremos el mismo.  Una vez cruzado el puente, seguiremos por el camino de la derecha y tras llegar a la valla pivotante que marca la delimitación de las obras del pantano, la cruzaremos por debajo y tomaremos el camino que sigue por la izquierda, indicando La Almunia.  Ya estamos casi en casa y basta con seguir las indicaciones de las señales para salir de este tumulto de zona en obras.  Llegaremos a la nueva carretera en construcción de Santa Cruz de Grío y tras pedalear unos kilómetros sobre ella, llegaremos a un camino que nos llevará a La Planilla, que ya se divisa bastante cerca.  Una vez en La Planilla, tomaremos la carretera y tras 2 ó 3 kilómetros ya estaremos en casa.

Excepto por la chipiada ha sido una tarde estupenda de BTT en buena compañía.  Hasta la próxima.

Aqui el track.

VUELTA POR LAS SIERRAS (de Algairén y de Vicort)

La Almunia – Santa Cruz de Grío – Viver de Vicort – Tobed – Repetidor Codos – Collado Tío Francisco – Cerro El Espino – Almonacid – La Almunia

22 de Abril de 2012

Distancia: 66,2 km

Desnivel acumulado de subida: 1857 metros

Dificultad: Difícil.

Tipo: Circular

Ciclistas: Roberto Pellicer, Lapi y servidor (Ángel)

Era domingo 22 de abril y a sabiendas de la buena juerga que nos esperaba el lunes en la celebración de San Jorge habíamos decidido descansar el sábado y darle duro a la bici el domingo por la mañana.

A las 7 de la mañana, cuando todavía se vislumbraban los primeros rayos de sol,  nos habíamos citado Roberto, Lapi y yo para hacer una buena ciclada por nuestros montes.

Un buen día para el btt.

Salimos del campo de fútbol de la Almunia, rumbo a Alpartir por el camino de la izquierda del peirón. Cuando llevábamos unos 6 km recorridos salimos a la carretera de Alpartir por detrás de las granjas de Bailón y tras recorrer un trozo de carretera, al llegar al cementerio tomamos el camino de la derecha siguiendo las indicaciones del Convento de San Cristobal.  Dejando el Convento arriba a la derecha seguimos dirección Santa Cruz de Grío.  Para llegar a Santa Cruz también tuvimos que recorrer unos 2 km de carretera y tras atravesar el pueblo tomamos un camino a mano izquierda que nos llevará a Viver de Vicort.  Me quedo con las impresionantes vistas de este tramo.  Somos unos privilegiados de tener estas Sierras en nuestro entorno.

Viver de Vicort.

La mañana estaba estupenda, un poco fresca y con nubes, pero sobre la bici enseguida calentamos el cuerpo.  Sobre las 8,30 ya estábamos en Viver y en este punto es donde nos dispusimos a almorzar. Bocadillo de chorizo, bocadillo de jamón, unos plátanos, unas barritas energéticas y vuelta a la bici.  No nos demoramos mucho porque para estar parado hacía frío.

Un buen día para la Btt.

En este punto, mirando los indicadores, tomaremos dirección Tobed.  Si se siguen las marcas rojas y blancas, que indican la GR, no hay ninguna pérdida.  El primer tramo lo realizaremos por una senda y terminaremos bajando a Tobed por pista, atravesando un precioso pinar.

Rumbo a Tobed.

Una vez en Tobed ponemos rumbo hacia la Ermita que se divisa en lo alto del pueblo y a partir de aquí volveremos a seguir las marcas rojas y blancas que nos llevarán hasta las antenas del Repetidor de Codos.

Tobed.

Para llegar a las antenas no nos imaginábamos la emboscada que se nos avecinaba, creíamos que íbamos a coger una pista pero lo que cogimos en realidad fue una senda la cual tuvimos que recorrer la mayor parte a pie con la bici a cuestas.

Fuente del Collarte (Tobed).

Las subidas se hacían interminables, pero la visión de las antenas cada vez más cerca nos iba dando fuerzas para continuar.  Fueron casi dos horas interminables de sufrimiento pero al final la recompensa fue llegar a nuestro objetivo.

Geología pura.

Preciosos barrancos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya en las antenas nos encontramos con un reducido grupo que subían en coche para realizar en bici algún descenso extremo, es lo que dedujimos por la equipación que llevaban (rodilleras, coderas y demás…).

Las “antenas”.

Por nuestra parte, tras realizar un pequeño avituallamiento,  iniciamos el descenso.  Seguimos el camino en el que nos había dejado la senda y tras unos km comenzamos el descenso por el Collado del Tío Francisco. El descenso fue por senda y en la primera salida a pista del descenso tuve la mala suerte de tener una tonta caída que a los dos días me llevó a urgencias para unas radiografías de tórax.  Por suerte nada grave.  De hecho, esa mañana, me permitió continuar la ciclada.

La mítica CONOR, eso sí que es una bici.

Tras la caída, hicimos un pequeño tramo de pista y tomamos otro sendero que nos llevará a otra pista.  Ya en la pista, tiramos hacía la izquierda.  La recorreremos durante unos cuantos km y dejaremos a la derecha la casa que Salesianos tiene en Cosuenda y un poco más hacía delante dejaremos a la izquierda el Cerro del Espino. Continuaremos por la pista hasta llegar a Almonacid de la Sierra.  Aquí, ya tenemos la mañana vencida, sólo nos quedará tomar el camino asfaltado hasta la finca de La Redonda, en La Almunia, y una vez aquí saldremos de la finca por el camino de Carra de la Hilera (camino de las Escuelas).

Tobed.

Ha sido una magnífica mañana en buena compañía.  Son las 14 de la tarde y lo único que nos apetece es una buena comida y una buena siesta. Dejamos pendiente para otra ocasión repetir la ruta pero subiendo por pista a las antenas.

Track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2845926

Hasta la próxima.